405​/​514

by Fudam Pierce

/
  • Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

     name your price

     

1.
04:06
2.
03:40
3.
03:32

about

"Os presento 405/514. Constante y Variable. Norte y Sur. Ying y Yang. Dos opuestos, dos contrarios, totalmente alejados entre sí, pero que viven en perpetua interacción. Este es mi diseño. No son más que elementos de una cotidianidad que todos vivimos, una cotidianidad que se alimenta de constantes, pero en la que siempre pueden entrar variables. Esto es una oda a la nostalgia y a lo que amamos casi sin querer. Nace del amor, de los recuerdos y de la certeza de que siempre, más tarde o más pronto, ocurrirá algo que nos cambie. Prometo que construyo esto desde todo el amor y el respeto posible a aquellos que me han marcado. Todo nunca será suficiente."

credits

released 29 June 2014

Artwork por Quistes.
Música por Choclock.
Mezclado y masterizado por IndigØ.
Voz y letra por Fudam Pierce.

tags

license

all rights reserved

feeds

feeds for this album, this artist
Track Name: La Constante
Me mantengo hermético mirando hacia la grada.
Mando mensajes ocultos dentro de cruces ansadas.
Deconstruyo como Derrida,
alimentándome del caldo de mi propia sangre diluida, coagulada.

Putas y órbitas, mi dormitorio es mi purgatorio,
vuelta de hoja y te cortas.
Bajada en sodio, pensando en ratios,
oyendo números codificados desde esa puta radio...

No me vanaglorio.
Veo caras apáticas a través de espejos y sueño tanatorios.
Las instrucciones en papiros y con escritura hierática,
para mi sucesor un vaso de agua en recipiente jonio.

Quizás yo demiurgo inmóvil de todo este burgo,
Primer Motor, coloco un vigía en cada estación.
Siempre alguien viene, siempre alguien vuelve.
El tiempo pasa, las constantes se mantienen.

[Time passes and the constants stay...]

Llamadas de tres minutos por el teléfono rojo,
te mandos dos besos y un "nos vemos pronto".
Apunto secuencias y presiono teclas como en una jaula,
otra vuelta de tuerca a la vieja fábula.

Dirty Harry expulsado del jardín, sin cicatriz,
se vuelve el cielo color bardino, hablan del fin.
¿Aquí? Aquí no. ¿Placer? Placer no.
Yo desayuno placebos y Nesquik de lunes a domingo.

No voy a renegar de este agobio,
no voy a salir de aquí ni por ti ni por mí.
Cárcel de marfil con barrotes de ficus baniano,
oscuro y claro como un tablero de backgammon, mi revivir.

Si todo cambia, si todo se mueve,
¿cómo voy a formar parte de tus putos baremos?
Vienen, corrompen, destruyen, pero ni los odiamos ni los queremos.
Yo Constante como Desmond.

[Time passes and the constants stay...]
Track Name: La Variable
Chica pelirroja y con pecas, horror vacui.
Sacaré la bomba de aquí para que luego evacúen.
Ese veneno es inocuo, es agua con alcanfor,
es el vino derramándose cuando rompió el ánfora.

¿Me ves? Prometo sostener tu mano y llorar en tu tumba.
Ella siempre supo que pasaría.
Cuaderno de bitácora con variables, funciones,
son mis recuerdos, mis cojones.

Proyecto sombra sin objeto, sin ente, sangre por la nariz,
vísceras con textura de pasta al dente.
Vuelvo a casa sin recordar nada, arena en mis zapatos.
De nuevo vuelve esa presión en el vientre.

Un jarrón de orquídeas secas, la gargante reseca.
Corta de una vez este hilo rutinario por mí.
Siempre pueden entrar variables, siempre con la misma mueca,
Dios, sácame de aquí...

Dolor no es sufrir por alguien, memoria no es recordar tres naipes,
con los nervios destrozados como un sniper
pasado de Pentazemin, vi un SOS en la tierra,
pero, ¿aquí quién vive? ¿Quién va al baile?

Esto no es un café a media mañana y comidas dietéticas,
cabezas pendulan sobre bolsas electromagnéticas.
Mi brújula siempre apunta al sur, te regalo el norte.
Toma, te vendo mi ética, no creo que ni te importe.

Brindo por quienes sean autónomos.
Recuerdo cada uno de los tic-tacs del metrónomo.
Tecla fuera de tono, ¿o no? Se rompe el pomo
de vuelta al mundo de Alicia. Mensaje en la mano y se asfixia.

Vuelvo para mirarte a los ojos, los nudillos rojos.
Palomas blancas no siempre portan buenas noticias.
Las esposas se me clavan, sí, enterrado en mi mastaba,
hilando un nuevo tapiz, hilando nuevas trabas.

Que se me queda corto el Mar Egeo si no hay más trofeo
que descansar para siempre dentro de un hipogeo.
La cara cansada, ¿conoces el precio de cargar estas cruces?
Cicatrices y pocas luces.

¿Esto es un flashback o un flashforward?
Soga al cuello en boga, mis memorias pasadas por agua.
Solo quienes yacen bajo la sombra de la estatua
podría abrir los pulmones underwater sin que se ahogaran.

Variable, efigie de Tueris, mirada de hipo,
en las manos, como siempre, dos cruces ansadas.
Moriría por ti, rompería esa corona.
La noche siempre va a caer, el tiempo es lo único que no perdona.

Variable, efigie de Tueris, mirada de hipo,
en las manos, como siempre, dos cruces ansadas.
Moriría por ti, rompería esa corona.
La noche siempre va a caer, el tiempo es lo único que no perdona.

Varibale, siempre presente entre constantes,
siempre hay margen, siempre existen posibilidades.
Romper con lo de hoy para arreglar lo de antes,
Tabla Rasa, soy Factor como Daniel.

Variable, todo por sus manos, sus ojos claros,
amnesia anterógrada, un nuevo grado.
Paradoja, eres droga...
La noche siempre va a caer, el tiempo es lo único que no perdona.
Track Name: bonustrack2
¿Dónde van mis ansias creadoras?
Míralas, ahí van, en bandada, flotan como esporas.
Directas a esa hondonada de piedra caliza, virgen,
para volver no tienen hora.

Me encanta esto porque más hablo,
más se cagan en mi puta madre, más hacen que ladre.
Mira esta tensión de cuádriceps de Gran Danés,
la próxima salida se encuentra a pársecs.

Así que toma, Bosque de Salem,
seguro que te falta espacio para correr.
Me dan bola y me creo un baller,
me dan una pluma y me creo Ovidio en Sulmona.

Les hablo in situ,
y se ríen aún sin pillar el chiste.
Hablo en códigos porque la realidad para mí a estas alturas
todavía se torna demasiado triste.

Voy por el pasillo golpeando la pared con un mazo de roqué,
el pelo desordenado, salivo demasiado,
las ojeras de hoy y de ayer,
las tibias cruzadas y en amarillo un "Danger".

Me tatúo lágrimas, camino solo por Aokigahara,
eclipses en Júpiter.
Bebo del pecho desnudo de Perséfone,
tus ojos lo verán cuando no puedas ver.

Me siento Winston Smith amando al Gran Hermano,
fuera venden mercurio en gramos.
Amago de cliffhanger, giro en la trama,
la yihad en mi cama, cada día una gymkhana.

Pero, si todos quieren ver realidad en lenguaje matemático,
¿quién ora por mi estatus?
Me lo jugaré con el César a cara o cruz,
con moneda de platinum, pushing through.

El sol solo una esfera caldeando el ambiente...
El invierno de mi mente es permanente...
Veo quimeras erigiéndose como esfinges
sin rostro y sin acertijo, cena fría en la encimera.

Guiños a escondidas y desconocidos que asienten...
El invierno de mi mente es permanente...
Plateadas tiaras, sus imágenes en dianas,
cruces invertidas se consumen sobre hogueras.

Mi bipolaridad latente,
veo aurora boreal con luz ultravioleta.
Como Tony amaneciendo puesto de peyote,
al final de la caverna se confunden siluetas.

Eclecticismo:
Gente tonta soltando frases inteligentes.
Aureolas engarzadas, mi paz armada,
héroes se ahogan en ríos de agua pasada.

Observa, ¿de quién es esta cara?
¿Crees que es fácil aguantar a Medusa la mirada?
La verdad farsa, la mentira baza,
se vuelven infrarrojas todas las amenazas.

No es honor llevar esta frente empapada en sudor
de agente doble en Gaza.
Sé que muchos rezan por control,
pero no todo es derribar paredes de argamasa.

Lluvia de estrellas, llora Andrómeda,
en mi Olimpo los dioses siempre están en cólera.
Má, llegaré antes del toque de queda,
cerraré con llave todas las puertas.

Aferrado a su tobillo,
clavándome las espinas de su enredadera.
Café y Baileys, agua y palmeras,
dame razones y haré lo que quieras.

Por ahora aislado en un cubículo sin vanos...
Estoy ganando.
Si solo hago amago de dejarlas caer y ya arde Éfeso.
¿No cambias de parecer?

No es estar en otro plano,
es haber visto intercambio de públicas handjobs.
Compadeciéndome de mi propio padecer, yo solo SVDO.
Ya habrá otro amanecer.